Cuando vas a hablar en público, pregúntate si el mensaje invita a la audiencia hacia la acción, porque de lo contrario podrás estar perdiendo el tiempo.

Sin importar si sólo estás informando una noticia o vendiendo un concepto, si deseas incentivar a las personas o convocarlas hacia nuevos horizontes, si estas capacitando o actualizando sobre novedades, en todos los casos debe existir un objetivo máximo de generar acciones en las personas que te escuchan.

Tipos de acciones que se pueden provocar al hablar en público:

Una acción de cambio de pensamiento, de cambio de malos hábitos, propuestas y acciones de mejoramiento, que es lo único que identifica a todos los seres humanos, como es el mejoramiento y cambio permanente.

Programar tareas concretas que permitan actuar sobre nuestro trabajo actual, nuestros estudios, nuestra actitud, nuestro comportamiento.
Ser replicadores de los mensajes recibidos ante nuevas audiencias para que se logren extender las ideas y acciones ante más personas.

Motivación para ser mejores, despertar la pasión por lo que hacemos para llegar de mejor manera a las metas.
Mejorar el entendimiento y comprensión sobre determinados temas para reorientar los esfuerzos hacia unos mismos objetivos.

Aprender de expertos, nuevas destrezas y actitudes que nos permitan facilitar nuestras actividades.
Conocer nuevas personas para desarrollar alianzas y trabajar en equipo.

Cada vez que estés pensando en hablar en público, analiza y descubre el tipo de acciones que esperas lograr en el público que te va a escuchar. Si no las encuentras en un primer momento, deberás registrarlas, para que se conviertan en un objetivo en toda tu presentación.

Recuerda que las acciones son las que le dan sustento a las comunicaciones. Para que no se queden en simples palabras.

La mejor manera de incluir las acciones en los mensajes es responder la pregunta, para qué sirve el mensaje? Respuestas que deben estar acompañadas de los verbos, los cuales gramaticalmente son expresiones que hacen énfasis en la acción.

Actuar, aprender, mejorar, actualizar, descubrir, trabajar, educar, divulgar, obtener, son algunos verbos que sirven de ejemplo.

No se justifica hablar en público si no logras algún objetivo en tu selecta audiencia, el cual por lo general se relaciona con generar acciones de mejoramiento y cambio, encaminadas a que en forma individual y colectiva realicen algún tipo de actividad que les lleve a obtener un determinado resultado, personal y para la empresa en la que laboran.

Aprender es muy bueno cuando está acompañado de una meta, e igual lo es mantenerse actualizado, profundizar en algún tópico, enfilar esfuerzos y recibir estrategias.

En cada concepto y mensaje que expongas al hablar en público debes tener implícito un objetivo y una acción, para que logres que ti contenido tenga sentido y logres vincularte con las necesidades de las personas que te escuchan.

Sinceramente,

Carlos Gallego