En marketing existe la palabra “viral” para indicar que la campaña está contagiando a la audiencia y los resultados se están obteniendo en forma exponencial y creciente. Así como un virus se contagia y se multiplica, hablar en público puede convertirse en una herramienta de contagio y multiplicación tanto comercial como administrativa o de formación.

Involucrar a las personas al hablar en público

Para que una campaña de marketing sea viral y contagie a la audiencia, debe ser atractiva, innovadora, que llegue a las necesidades más profundas del cliente, que le invite a participar y ser parte de la campaña.

Hablar en público puede convertirse en viral y lograr contagiar a la audiencia cuando el mensaje es atractivo e innovador, con el contenido se satisface las necesidades de las personas que asisten, resuelve sus preocupaciones e inquietudes. Y cuenta con una metodología participativa en donde se invita a todos a ser parte de la conferencia y tema a tratar.

Hablar en público suministrando contenido viral

Las redes sociales han demostrado que a las personas nos gusta compartir contenido, participar de los “trending topics” tendencias y novedades, que se pueden convertir en una bola de nieve creciente. Hablar en público se puede también convertir en una herramienta para compartir contenido y despertar el interés de las personas, descubrir y conocer de primera mano las novedades y secretos de un determinado tema.

Para ello, funcionan muy bien las campañas de expectativa que se utilizan para promocionar el evento, en donde se insinúan contenidos que se podrán revelar al asistir a la conferencia.

Utilizar los ganchos para vender tu contenido al hablar en público

Los ganchos son mensajes en forma de palabras o imágenes, a veces en forma de humor o frases cotidianas, los cuales empacan tu conferencia y le dan un toque de atractivo y distinción.

En los productos de consumo masivo los utilizan mucho para facilitar la identidad y reconocimiento de los productos que ofreces. Al hablar en público, los ganchos podrán relacionarse con el mismo conferencista o con el tema, según más convenga.

El objetivo final será el mismo, generar expectativa y despertar el deseo para que la gente asista a tu conferencia. Las emociones positivas como la alegría invita a que te escuchen al hablar en público

La gente no quiere oír hablar de tristezas o derrotas, y prefiere ambientes positivos y esperanzadoras. Tus temas al hablar en público deben enfocarse en estos aspectos emocionales que generen alegría y optimismo en los asistentes. Si lo logras, con seguridad obtendrás más audiencia que te siga y te escuche.

Sinceramente,

Carlos Gallego